Vuelta al Cole

Comienzan las clases, y la historia se repite en la puerta de cada colegio: los vehículos particulares sobrepasados en su capacidad, sin cinturón de seguridad, sin las butacas infantiles adecuadas al peso y edad o la más común, estacionados en doble fila.

Ley-de-transporte-publico-por-Silvia-Majadlani-2

Para el transporte escolar en si (combis y micros escolares), la situación no es distinta: alumnos que viajan parados, falta de habilitaciones, coches antiguos y en mal estado que ni siquiera respetan los mínimos requisitos de la ley.
Ante este reiterado panorama, CESVI Argentina recomienda:

Para los vehículos particulares:
• Respetar la cantidad de plazas del auto. No debe excederse ya que cada asiento tiene asignado su propio cinturón de seguridad.
• Los menores de 10 años deben viajar siempre en el asiento trasero.
• Es importante tener en cuenta los sistemas de retención infantil para bebés y niños y su funcionamiento.
• No estacionar en doble fila ya que se expone a los chicos a situaciones de riesgo al hacerlos cruzar por lugares incorrectos.
• Los chicos no deben cruzar la calle solos. Deben hacerlo de la mano de un adulto, respetando los semáforos y sus respectivas sendas peatonales.

Para el transporte escolar:
• Verificar que la unidad esté habilitada.
• En el micro, además del conductor profesional (con licencia habilitante para el transporte público de pasajeros), debe haber un coordinador que se encargará de cuidar a los pasajeros.
• El conductor del micro debe estacionar siempre en la puerta del colegio y cerca del cordón para que los chicos bajen directamente en la vereda.
¡Feliz vuelta al cole!

fuente: CESVI