¿Cómo hacer para estirar la vida útil del auto?

Mecánica impecable. Un término muy usado por aquellos propietarios de vehículos que cuentan con una mecánica en excelente estado.

Este tipo de mecánica de los automóviles no es algo que se logre por sí solo. Detrás de cada auto con mecánica excelente hay un dueño que se ocupó de cada ruidito de cada detalle, de cada service.

No es poco habitual, que veamos circular autos modelo ochenta y pico, 97’, 98’, etc., en perfecto estado. Sus dueños han alargado la vida útil de esos vehículos. Conocemos gente que ha hecho viajes a Brasil, Bolivia, Chile con autos modelo 97’, con otro modelo 94’; y cabe destacar que fueron y volvieron sin inconvenientes mecánicos.

Alargar la vida útil de un auto no solo ofrece la tranquilidad de que podés viajar y transitar sin tener mayores inconvenientes, si no que además, permite transitar con tranquilidad (sin sufrir porque se te queda a cada rato el auto o no arranca) a aquellas personas que aún no pueden adquirir un 0km.

Hoy te contamos ¡cómo hacer para alargar la vida útil de tu auto!

Fotolia_2146751_Subscription_Monthly_M-300x300

Consejos de Mantenimiento
Neumáticos: no sólo son indispensables para el correcto funcionamiento del vehículo, sino, que además son vitales para la seguridad de todos los ocupantes del auto. Tener neumáticos en buen estado tiene relación directa con la prevención de accidentes. Es importante que al menos una vez al mes revises el nivel de presión de los neumáticos; también es importante que compruebes cómo están los dibujos, qué tan gastados: si están muy gastados, ante una frenada brusca el auto no tiene el mejor agarre al asfalto, patina por de más en días de lluvia, etc. Básicamente, si los dibujos están muy gastados atentas contra tu seguridad conduciendo en ese estado.

Alineado y balanceo: alarga la vida útil de tus llantas, lo cual te ahorrará dinero, porque tendrás impecables las gomas del auto por mucho tiempo.

Limpiaparabrisas: es fundamental que estén en buen estado y que limpien el parabrisas como corresponde. Ello también es sumamente importante para la seguridad de los ocupantes del vehículo, ya que una buena visibilidad es primordial. No olvides tener agua en el depósito que provee al sapito para limpiar el parabrisas.

Iluminación: asegurate de que los faros del auto estén bien balanceados para no encandilar a otros y para que vos puedas ver correctamente ¿Como ayuda ello a la vida útil de tu auto? evitándote accidentes.

Cambio de aceite y filtros: debes revisar el aceite periódicamente y cambiar los filtros según los tiempos/kilómetros que establezca el fabricante del vehículo. No olvides esta tarea porque impacta directamente en el funcionamiento del motor.

Agua: siempre revisá que el depósito de agua del auto esté al tope. Si al auto le falta agua, puede recalentar y hasta fundirse. Tenés que usar agua destilada ¡no uses agua de la canilla! y agregarle, según corresponda, anticongelante o refrigerante.

Amortiguadores: sus funciones son: adhesión del vehículo a la vía terrestre; aporta seguridad en las curvas; permite una marcha confortable. Debes cuidarlos y la manera de hacerlo es agarrando los pozos despacio y no andar con el auto súper cargado (en peso).

Maneja suave: si conducís bruscamente, vas a dañar (entre otras cosas) los frenos y vas a tener que antes de lo previsto. Además, manejando bruscamente, podés dañar la caja de cambios, embrague, etc. Mejor…manejar tranquilo y con suavidad para no caer en gastos innecesarios.

Visita al mecánico: siempre es importante una revisión. Aún cuando consideres que todo va perfecto, llevalo para una revisión, así chequean las correas, amortiguadores, filtros, etc.

¡Nada como tener un auto bien cuidado y en condiciones para salir al destino que haya que ir!