Vacaciones en familia: consejos para un buen viaje

Las vacaciones de invierno están a la vuelta de la esquina. Aunque también es buena idea aprovechar cualquier fin de semana para visitar un nuevo destino. Para disfrutar al máximo tus vacaciones en familia, sigue estos consejos para un buen viaje.

Gran parte de los desplazamientos en vacaciones o en escapadas de fin de semana o puentes se realizan en coche. Ya sea un desplazamiento de media distancia o un trayecto largo, siempre hay que llevar el coche en buen estado y seguir algunos consejos para un buen viaje que te permitan disfrutar de tus vacaciones en familia al máximo.

465

Algunas de las recomendaciones más importantes que debes tener en cuenta antes de emprender un viaje son: informarse sobre el estado de las carreteras y las condiciones meteorológicas, comer ligero, descansar bien antes de salir y parar a descansar cada dos horas como mínimo durante el trayecto. Éste último consejo te permitirá estirar las piernas y mejorar la circulación, dos aspectos muy importantes para reducir el riesgo de fatiga.

El coche en perfecto estado

Motor: es fundamental que las bujías y la correa de distribución estén en buen estado. Si el viaje que se va a realizar es de unos mil kilómetros aproximadamente, es recomendable cambiar el aceite y el filtro antes de emprender la marcha para evitar daños en el motor.

Neumáticos: se ha de comprobar que el dibujo está bien definido y que la hendidura no sea inferior a 1,6 milímetros. Esto significará que las ruedas están en buen estado. Además, tienes que vigilar que tengan la presión adecuada a la carga que lleves, según lo indicado por el fabricante.

Revisar neumáticos

Los neumáticos han de estar en perfecto estado antes de empezar un viaje

Frenos: comprueba también el estado de los discos, el líquido y las pastillas. Si has detectado que al frenar suena un ruido metálico, es que están desgastados y será necesario cambiarlos.

Amortiguadores: para evitar sustos, como por ejemplo perder el control en las curvas cuando el coche va cargado, debes comprobar que los amortiguadores tengan la flexibilidad necesaria.

Luces: revisa las luces y no lleves ninguna fundida. Para prevenir, es recomendable llevar un juego de lámparas de repuesto por si lo necesitas.

Es fundamental colocar bien la carga para no comprometer la estabilidad del vehículo

Niveles: revisa si la carga de la batería, el nivel de agua y de aceite (en frío) son correctos. Comprueba también el nivel de otros líquidos como el de los frenos, el anticongelante o el limpiaparabrisas.

También es fundamental preparar la carga del coche para que no afecte a la estabilidad ni a la seguridad de los ocupantes. Para ello, deberán ir las maletas más grandes y duras debajo (más cerca del centro de gravedad) y las blandas y más pequeñas encima. No lleves nada suelto por el habitáculo, ya que un objeto suelto puede salir disparado en caso de sufrir una colisión.

Continuar´>>>>>

Fuente: Mapfre