La tranquilidad de estar asegurado

Tener un seguro para el auto es obligatorio pero también es necesario más allá de lo que se imponga desde la Ley. Un seguro brinda ese respaldo que se necesita para transitar tranquilo sabiendo que hay alguien que con responsabilidad y justicia sabrá responder ante la adversidad.

Claro que la conducción siempre debe ser responsable, pero también se sabe que muchas veces los siniestros o accidentes no dependen al cien por ciento de lo que uno hace, sino también de la responsabilidad que tienen otros conductores en los caminos o rutas.

Tal es así que el seguro pone una armonía o equilibrio cuando la cotidianidad se desmorona con una imprudencia ajena o una distracción propia.

El seguro del auto es indispensable para:

  • Llevar a cabo una conducción responsable con una orientación clara a la seguridad.
  • Resolver problemas jurídicos que puedan surgir en la vía pública.
  • Recuperar de manera rápida el vehículo ante siniestros o accidentes.
  • Cumplir con la normativa vial vigente.
  • Tener auxilio mecánico las 24 hs.

Por otra parte, cuando frente a determinada circunstancia tenés con quién contactarte de manera rápida y recibís una respuesta acorde, sentís esa amplia gratificación dada por la confianza.

5

Cómo lograr tranquilidad cuando se está asegurado

Existen, por otra parte, algunas circunstancias en las que uno puede no sentir el respaldo que realmente se necesita a la hora de contar con un seguro y entonces es en esos casos en los que se debe buscar otra alternativa.

Podés creer que es dificultoso cambiar de seguro y engorroso y que seguramente te llevará mucho tiempo de trámites, tiempo que probablemente no tenés. Pero nada de eso es cierto si en lugar de pensar en la manera antigua de acceder a un seguro, tenés en cuenta la posibilidad de obtener tu seguro de manera online.

Cotizar online cómodamente el seguro de tu auto aquí mismo en nuestro blog >>>>>>>>>

Estar asegurado te aporta tranquilidad, contar con un seguro que responda de manera perfecta a tus necesidades te hará disfrutar aún más viajar protegido.

¡Buscá hoy mismo esa póliza que dará respuesta a tus necesidades en nuestras oficinas de Belgrano 553!

Fuente 1,2,3 seguro

¿Cómo saber quién tiene la culpa en un accidente en la vía pública?

Dado que durante la conducción nadie se encuentra exento de tener un accidente de tránsito es que se tiene que contar siempre con el seguro al día y que este ofrezca cobertura, al menos, contra la responsabilidad civil. Sin embargo, siempre que se tiene un accidente no se es el culpable de haberlo ocasionado y hay que saber analizar la situación y entender, en consecuencia, quién es el responsable de lo ocurrido. Para ello, se deben tener en cuenta algunos aspectos.

En primer lugar se debe observar con detenimiento quién ha sido el responsable de lo que ha ocurrido. De esto dependerá mucho también el modo en que opere el seguro de auto por lo que se tiene que tener un registro claro de quién estaba cumpliendo con las leyes de tránsito y quién no si ese fuera el problema.

disminuir-probabilidades-accidente-auto-1024x1024

Accidentes por no respetar la prioridad vehicular

Según la Ley de Tránsito, siempre se tiene que ceder el paso al vehículo que circule por la derecha del conductor. Pese a que es una norma importante y destacada, muchas veces no se recuerda y no solo no se utilizan otras señas para indicar que se va a pasar sino que, además, se avanza intempestivamente provocándose así los accidentes.

Cuando ocurre algo así, como el que tiene prioridad de paso es el que va por la derecha, tendrá siempre la culpa el conductor que no respete estas prioridades.

Como recordatorio vale aclarar que hay algunas circunstancias en las que las que se pierde la obligatoriedad del paso a quien viene de la derecha y esto sucede cuando:

  • Hay una señal que indica lo contrario.
  • Hay vehículos de servicios públicos como puede ser una ambulancia.
  • Se trate de vehículos que circulan por una semiautopista. Antes de ingresar a la misma o de cruzarla se debe detener la marcha.
  • Si se circula al costado de las vías.
  • Si se conducen animales o vehículos a tracción de sangre.

Accidentes en la circulación por rotondas

En estos casos los accidentes suelen ser muy comunes y en muchos casos parten del desconocimiento del modo en que hay que operar. La Ley de Tránsito indica que siempre tiene prioridad quien circula por el lado de adentro de la rotonda y quien está por entrar a la rotonda no tiene el paso.

Excepto que alguna señal indique lo contrario, de suceder un accidente por una mala acción en este caso el responsable sería el que no respetó la prioridad.

Qué hacer en los casos particulares

También se pueden sufrir en la calle accidentes que tienen que ver con la falta de cumplimiento de las señales de tránsito, como puede ser doblar por donde no corresponde, circular en contramano, etc. En estos casos, se debe siempre tomar registro del modo en que se encuentran los vehículos al momento del accidente, porque de esa manera se sabrá quién era el que se encontraba incumpliendo.

Por otra parte, pueden haber choques desde atrás y en estos casos suelen ser los culpables quienes vienen por atrás aunque el coche de adelante haya detenido su marcha porque se acusa no contar con la distancia reglamentaria que se tiene que tener entre los autos.

De igual manera, si el problema ocurre por la invasión de un auto en el carril por el que se va transitando. En este caso siempre tendrá la responsabilidad del hecho la persona que haya tomado parte del carril que no le corresponde.

Eventos puede haber muchos, tantos como conductores hay en la calle si se quiere, lo importante siempre será tener un registro claro de lo que ha sucedido, recolectar todas las pruebas que se pueda y contactarse rápidamente con el seguro donde sabrán orientar sobre la mejor manera de proceder en cada caso.

fuente: 1,2,3 seguros

Consecuencias del lavado de autos automático

Lavar el auto con muy poca frecuencia es malo pero lavarlo todos los días tampoco resulta siempre productivo. El punto está en encontrar un término medio que permita que el auto esté siempre a punto sin dañar ninguna de sus particularidades.

Y en cuestión de lavado pueden existir variables que tienen que ver con hacer una higiene doméstica del auto, en la casa o en la calle, por ejemplo o hacer lavar el auto en algún espacio destinado para tal fin.

Los centros de lavado han ido cada vez más optando por ofrecer un estilo de lavado manual o también llamado artesanal que se asemeja en gran medida a la limpieza que puede hacerse en casa y, como contraposición, se han ido dejando de lado los centros de lavado automáticos (aunque todavía quedan en ciertos lugares) puesto que empezaron a considerarse perjudiciales para algunas cuestiones de la integridad vehicular.

¿Cuáles son las verdaderas consecuencias del lavado de autos automático?

lavado-automatico-autos-1024x1024

Si algo tienen de particular los autos es que cada uno tiene características que le son propias y que deben contemplarse en el momento en que se lava. Si hay algo que no hace un lavado automático es enfocarse en que alguna parte del vehículo se lave. Esto quiere decir que si hay algún bollo en el auto o alguna rotura que implique otra dedicación, seguramente quedará sin una buena higiene por la imposibilidad que tienen estos mecanismos de detenerse en cada detalle. Tampoco todas las partes del auto se lavan del mismo modo y esta no es una distinción que un rodillo firme y regular pueda hacer.

Por otra parte, los cepillos que forman los rodillos de lavado suelen ser blandos y con su accionar pueden corroer la pintura de los autos así como también dañar las antenas. En este último caso siempre es necesario quitar la antena antes de proceder al lavado y luego volver a colocarla en el momento en que se haya terminado de pasar el vehículo por los rodillos de lavado automático.

Otra consecuencia que se suele observar luego de los lavados automáticos es la observación de una falta de higiene en las zonas que se han ensuciado con materiales orgánicos como puede ser la suciedad que deje un árbol o la presencia de depósitos dejados por las aves. En estos casos la falta de presión que se ejerce en los lavados automáticos no solo deja la suciedad sin removerla en su totalidad sino que también, incluso, puede expandirla causando una mayor suciedad.

En relación con la distribución de la Cera que puede hacerse en los centros de lavado automático, ahí sí que lo recomendable es ni siquiera hacer el intento puesto que esta forma de protección de la pintura tiene que ser equitativa y regular por todo el vehículo de manera que no hay mejor instrumento que una mano y una franela para desplazarla.

Dicen que a buen entendedor pocas palabras…, pero si por momentos hasta solemos pensar en nuestro auto como un integrante más de nuestra familia, ¿por qué asignar a una máquina la responsabilidad de su limpieza sin otorgarle un trato más personalizado?

Lavado automático o manual: ¿con cuál te quedás?

fuente 1,2,3 seguro