Los 3 errores más comunes que cometemos al manejar con niños

Conducir con niños es casi tan habitual como la vida misma, sobre todo para los grupos familiares o para los padres o madres que tienen que trasladarse siempre llevando a sus criaturas a cuestas. Sin embargo, todos los que se han visto inmersos en esta tarea que, al parecer es tan sencilla, sabrán que las dificultades afloran, algunas veces más y otras menos y que, de no encontrarse en alerta, pueden cometerse varios errores.

Veremos ahora algunos de los errores más comunes que se pueden cometer en el momento de manejar con niños y propondremos, como consecuencia, alguna solución o alternativa para hacer frente a estos inconvenientes.

kids

Atame despacio si estás apurado

La calma es uno de los factores que debe predominar siempre que se viaje con chicos aunque sea, justamente, la cualidad más difícil de conseguir cuando no existe concentración para lograrlo. Muchas veces la rutina y las corridas cotidianas hacen que uno quiera salir lo más rápido posible y entonces descuida todas las medidas que tienen que ver con la seguridad de los nenes. Dejar a los niños sin cinturón, por más corto que sea el recorrido generará un doble peligro: por un lado nunca se sabe cuándo se podrá recibir un impacto, pero, por otro lado, la flexibilidad en la adopción de esta medida de protección vial hará que el niño piense que no es tan importante y prontamente evadirá su uso regular.

Kit de Juguetes de viaje: ¡no digas sí a todo!

El aburrimiento suele ser un problema que se presenta a menudo en el los viajes en auto y que, en los recorridos más extensos, se ve intensificado. Frente a esta realidad una alternativa muy efectiva son los juguetes que operan como verdaderos captadores de atención. Sin embargo, no planificar o pensar con tiempo, cuáles son los que juguetes que sí van al auto y cuáles no, puede ocasionar un dolor de cabeza más grande que el aburrimiento que presenten los niños en sí.

“La calma es uno de los factores que debe predominar siempre que se viaje con chicos.”

Es importante destacar que siempre se tienen que evitar los juguetes que tengan objetos pequeños o que cuenten con muchas piezas. Además de que se perderán en la inmensidad del auto, rápidamente se caerán de la mano de los niños y manifestarán desesperación por volver a recuperarlas. No siempre será posible desde el alcance de sus manos y menos si se encuentran amarrados con el cinturón de seguridad. Esto traería como consecuencia que tengas que detener la marcha –que no siempre es posible- o que comiencen llantos incansables que pueden ocasionarte distracciones.

Como contrapartida, es una buena alternativa, tener un kit de juguetes que sean los que siempre se usen en el auto. Los podés ir variando, pero dedicarle un tiempo a la preparación de los mismos te dará, al menos, un poco más de confort a la hora de conducir.

Mirá al frente, cueste lo que cueste

Las distracciones cuando uno se encuentra conduciendo están, de manera constante, a flor de piel. Es el caso del celular, por ejemplo, que si no se silencia puede sonar pidiendo ser atendido. Pero frente al teléfono la decisión es simple: no se usa, se silencia, se apaga, y listo: la distracción queda anulada.

Sin embargo, en el caso de los niños que también operan como una distracción, las opciones no siempre son tan claras. Muchas veces la demanda es tal para que se mire, para que se atienda, para que se ayude, para que se responda que no siempre es el “no” el que se impone como absoluta respuesta. En estos casos el error más común es doblegarse ante la demanda pero se debe tener presente que esos minutos en que se mira hacia atrás son fatales ya que se deja el volante y la dirección del auto librados al azar.

Si los niños se encuentran en sus sillas correspondientes o con la sujeción que deben tener, si tienen cerca sus juguetes y se toma la precaución de que sean efectivos para usar en el auto, no tendrás que preocuparte aunque la demanda sea mucha por parte de ellos. En caso de que realmente sientas que una llamada o insistencia por parte de los pequeños es relevante no tenés más que detenerte y entonces habrás actuado de manera segura.

¿Te han ocurrido situaciones semejantes mientras manejabas con niños? ¿Qué has hecho o cómo lo has resuelto?

fuente: 1,2,3 seguro

Un pensamiento en “Los 3 errores más comunes que cometemos al manejar con niños

  1. Pingback: Los 3 errores más comunes que cometemos al manejar con niños – Asociación De Mecánicos Automotrices De La Huasteca Hidalguense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s