Recomendaciones para ahorrar combustible

Al ahorrar combustible, usted no sólo protege su bolsillo sino también el medio ambiente, ya que disminuye las emisiones de monóxido de carbono sobre la atmósfera.

imgTapa
Muchas de estas pautas de conducción que le permitirán reducir el gasto de combustible también incorporan un estilo de manejo más responsable.

Arranque el motor sin acelerar y comience la marcha lo antes posible. Avance a una velocidad moderada, acelerando progresivamente.

No acelere cuando no lo necesita: manteniendo una velocidad constante, se reduce el consumo.

No abuse del aire acondicionado: el motor del aire acondicionado hace trabajar más el motor, por ende gastando más gasolina.

Apague el motor en las detenciones: en casos de embotellamiento y si va a detenerse por más de 1 minuto, apague su vehículo.

Maneje despacio: si necesita ir rápido, mantenga una velocidad estable.

Cuando acelere, cambie a la marcha más larga lo antes posible y –al desacelerar- reduzca de la manera más lenta posible.

Evite velocidades elevadas con aceleraciones y desaceleraciones bruscas y cambios de marcha innecesarios, anticipándose a las situaciones, así mantendrá la velocidad constante.

Cambio de marchas: utilice la primera marcha sólo al inicio y cambie a la segunda a los dos segundos o seis metros de conducción. Realice el cambio de 2º a 3º a partir de los 30km/h, de 3º a 4º desde los 40km/h y de 4º a 5º a partir de los 50km/h.

Pendientes: Ante un ascenso se debe llevar la marcha más larga posible. En bajadas, levante el pie del acelerador, con el cambio correspondiente, y deje que el auto circule con su propia inercia. Si es necesario, corrija con el freno.

Curvas: antes de llegar levante el pie del acelerador y aproveche la inercia del vehículo. Una vez dentro, mantenga estable la velocidad del vehículo.

Anticipe las detenciones para evitar las frenadas repentinas. De hecho, ponga el pie en el freno la menor cantidad de tiempo posible.

Para aumentar el porcentaje de ahorro, complemente los anteriores consejos sobre conducción con las siguientes verificaciones en su vehículo:

Ventanillas cerradas: se reduce la resistencia aerodinámica y por lo tanto el motor debe hacer menos fuerza para circular.

Neumáticos bien inflados: al producirse menos fricción se ahorra nafta.

Menos carga: libere todo lo posible la carga en baúl y en la cabina. No transporte más personas que las que la capacidad de su automóvil permite

Aerodinámica: quite parrillas, portaequipajes, sostenedores de bicicletas u otros que hacen que el aire impacte en el carro.

Aceite: escoja el grado que su auto necesita. La viscosidad del aceite aumenta el rendimiento.

Filtro de aire: mantenerlo limpio, hará que el consumo de aire sea mejor porque no se desperdicia ninguna explosión.

Bujías: reemplácelas o límpielas periódicamente.

fuente: San Cristobal seguros