El efecto real de los vidrios polarizados

Técnicos especializados de CESVI ARGENTINA realizaron una prueba con vehículos cuya única diferencia es la tonalidad de sus vidrios. Los resultados escapan a la lógica del sentido común.

imagen ilustrativa

En los últimos años, se ha registrado un incremento exponencial del parque automotor; al mismo tiempo, la cantidad de vehículos que poseen los vidrios polarizados se incrementa de igual manera. Las personas expresan distintos motivos por los cuales deciden polarizar los vidrios de su vehículo: por estética, para protegerse de los rayos UV, para reducir la temperatura dentro del habitáculo, y por seguridad.

Estas respuestas exponen el desconocimiento general sobre la verdadera función de este tipo de implementos, lo que termina generando mitos que se alejan de la realidad. Con el fin de comprobar o refutarlos, CESVI ARGENTINA realizó distintas pruebas y análisis.

Temperatura y protección contra los rayos UV: Para abordar este punto, es necesario diferenciar y entender varios conceptos: la radiación infrarroja es la responsable principal del calor que siente el ocupante del vehículo dentro del habitáculo. La radiación ultravioleta, en cambio, es la que produce quemaduras de sol y resulta perjudicial para la piel, además que decolora y deteriora las telas y los cueros.

Ensayo I – Prueba de calor:
En CESVI ARGENTINA probamos dos vehículos CITROËN C4 LOUNGE del mismo color, pero con la diferencia que uno de los autos estaba con los vidrios polarizados y el otro con los vidrios originales de fábrica. Se colocaron los dos vehículos en reposo dentro del taller de CESVI durante dos horas para igualar las condiciones de temperatura.

Luego, se instalaron equipos de medición dentro de cada habitáculo y se colocó ambos vehículos al sol durante una hora. Se eligió un día completamente despejado, con temperatura superior a los 30°C y se realizó al mediodía. La temperatura se midió cada 5 minutos durante un lapso total de una hora.

Conclusión:
En las pruebas se pudo observar que el promedio de temperatura del vehículo sin vidrios polarizados fue de 51,8 °C y del auto con vidrios polarizados fue de 50 °C, marcando una diferencia entre ambos menor a 2°C.

Ensayo II – Prueba de transmitancia lumínica:
La Norma IRAM-AITA 1H3 especifica que el grado de transparencia que deben tener los vidrios de seguridad de los vehículos debe ser superior al 70 %.

Para evaluar el cambio en la propiedad física de transmisión lumínica que producen las láminas de polarización adheridas a los vidrios de seguridad, CESVI ARGENTINA envió al Instituto Nacional de Tecnología Industria (INTI) ocho muestras de vidrio. El objetivo de esta investigación era medir el porcentaje de luz que atraviesa por estas muestras para determinar la modificación generada en esta propiedad a partir del agregado de diferentes láminas que nos ofrece el mercado.

En el mercado se pueden adquirir láminas de control solar cuya función principal es filtrar los rayos infrarrojos, pero no son los laminados tonalizados convencionales. Las láminas que comercializa la firma 3M bajo el nombre Crystalline CR90, son totalmente transparentes y permiten filtrar los rayos infrarrojos. Además, cumple con los requerimientos de la Ley Nacional de Tránsito de transmitancia lumínica.

Seguridad

Según las estadísticas relevadas por CESVI ARGENTINA, los autos con vidrios polarizados incrementan en un 30% las probabilidades de estar involucrados en una colisión grave. El número es aún más alarmante si se tiene en cuenta que más del 50 % del parque automotor cuenta con estos elementos.

Muchos usuarios deciden tonalizar los vidrios para evitar que la gente de afuera pueda identificar a los ocupantes del automóvil o para que los objetos que dejan dentro no llamen la atención y sean objeto de un posible robo. Si se quiere proteger los elementos personales y evitar que rompan los vidrios, en el mercado se consiguen láminas anti vandálicas, especialmente diseñadas para cubrir esta necesidad, que en caso de impacto evita la pulverización del vidrio.

Cuando se decide polarizar los vidrios por protección, deben considerarse varios factores que inciden sobre principios básicos de la seguridad vial. El más importante es conducir un vehículo que impide la correcta visibilidad tanto hacia dentro como hacia fuera. En este sentido, debemos mencionar el rol que cumplen la visión activa y la comunicación visual.

La visión activa permite percibir las maniobras que realizan los conductores de los vehículos que van delante de nosotros. Si transitamos detrás de un auto que tiene la luneta con tonalidad oscura, difícilmente podamos ver su comportamiento y anticiparnos a una situación de riesgo. Los polarizados comprometen aún más la visibilidad que tiene el conductor cuando este transita durante la noche o en situaciones climáticas adversas, como la niebla o la lluvia.

La comunicación visual también se ve dificultada ya que el conductor queda oculto detrás del vidrio tonalizado, y un transeúnte u otro conductor no podrá anticipar su maniobra, derivando, muchas veces, en una reacción tardía ante determinadas situaciones riesgosas.

INFORME: CESVI ARGENTINA (Centro de Experimentación y Seguridad Vial)

Conduciendo de noche: riesgos y precauciones

Manejar de noche triplica el riesgo de accidentes. No obstante, es el momento elegido por muchos para aprovechar al máximo el fin de semana largo. Consejos.

imagen ilustrativa

 

Uno de los factores que causan más siniestros de tránsito a la noche es el error en el cálculo de distancia.

Un estudio que realizamos en rutas y autopistas de nuestro país demuestra que entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana se triplica el riesgo de sufrir un siniestro de tránsito. Sin embargo, es común que muchas personas decidan viajar por la noche.

Circular con menos autos, tener un día más de descanso en el destino elegido, no sufrir los calores diurnos y la posibilidad de manejar a mayores velocidades, son algunas de las razones que más se escuchan.

Si bien es cierto que por la noche el calor disminuye, al igual que el tránsito, el peligro aumenta considerablemente ya que el conductor se encuentra expuesto a más situaciones de riesgo que durante el día.

Uno de los factores que causan más siniestros de tránsito es el error en el cálculo de distancia. La dificultad que presenta conducir de noche es ver y reconocer, con el tiempo suficiente, algún objeto en la ruta.

Sucede que, con las luces bajas del vehículo, la visión que el conductor tiene es, aproximadamente, de 30 a 35 metros y sólo hacia delante. Esto quiere decir que el conductor pierde su visión periférica. En resumen, se cuenta con un menor campo de visión para anticipar sorpresas y por ende, tiene menos tiempo para reaccionar y evadirlas.

Un estudio realizado demostró que si transitamos de noche por una ruta sin iluminación artificial a 110 km/h y se interpone en nuestro camino un peatón o ciclista sin luces vestido con ropa oscura, necesitaríamos aproximadamente 110 metros para detener nuestro vehículo a 0 km/h (contemplando una reacción rápida de 1,5 segundos).

Este cálculo surge de sumar los 45 metros del tiempo de reacción (30 metros por segundo multiplicado por 1,5 segundos que es el tiempo de reacción) y los 65 metros de frenada por bloqueo que necesitaremos para detener el vehículo completamente.

Estos números muestran que sería casi imposible evitar el impacto.

Recomendaciones

Si puede evitar manejar de noche, hágalo. En caso contrario, recuerde las limitaciones y tenga en cuenta lo siguiente:

– Cuidar que las ópticas delanteras, los focos traseros y los vidrios se encuentren limpios y en buen estado. Esto permitirá ver y ser vistos.

– No tomar medicamentos que generen somnolencia.

– Disponer del tiempo necesario para llegar a destino y, si salió más tarde de lo previsto, no tratar de recuperar el tiempo aumentando la velocidad.

– Comer en forma liviana y sin ingesta de alcohol. Beber agua en forma abundante ya que la deshidratación puede generar fatiga y ésta, a su vez, somnolencia.

– Evitar las temperaturas elevadas dentro del habitáculo.

– Circular por debajo de la velocidad límite. La señalización de la vía está pensada para una condición óptima de circulación y no para manejar de noche.

– Procurar no encandilar al conductor que circula de frente y evite encandilarse mirando levemente hacia la derecha.

– En zona urbana, aunque la luz del semáforo le indique prioridad de paso, verificar hacia ambos lados la actitud de los otros conductores.

Qué hacer ante un encandilamiento

Frente a un encandilamiento, sugerimos desviar un poco la vista hacia la banquina o buscar una línea lateral para mantener el auto derecho hasta que el peligro haya pasado.

Además, antes de emprender un viaje controlar si se tiene toda la documentación y equipamiento necesario para circular:

– Registro de conducir vigente al momento del control.

– Documento Nacional de Identidad o Cédula de Identidad.

– Cédula verde del auto.

– Cédula azul si conduce un vehículo que no es de su propiedad y la cédula verde se encuentra vencida.

– Seguro del vehículo.

– Última patente paga.

– Verificación Técnica Vehicular o revisión técnica sólo en el caso en que el vehículo esté radicado en una jurisdicción que lo exija.

– Cédula amarilla en caso de vehículos equipados con GNC.

Equipamiento de seguridad

– Juego de dos balizas reflectivas triangulares de color rojo. En caso de detención forzada, deben ubicarse detrás del vehículo a 75 metros y la segunda a 150 metros. También pueden ponerse: una a 75 metros por delante del auto y la otra por detrás.

– Extintor de un kilogramo para los automóviles. Debe estar al alcance del conductor dentro del habitáculo y sujeto a un soporte metálico. Su contenido debe ser recargado una vez por año.

* El autor es especialista en accidentología y Seguridad Vial del Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Argentina, una empresa dedicada a la experimentación, formación e investigación sobre seguridad vial.

fuente: CESVI

Consejos Finde Largo

imagen ilustrativaEn pleno fin de semana largo son muchos los que ya salieron o lo harán con planes de minivacaciones. Quienes eligen viajar en auto deben tener en cuenta algunas dificultades para estas fechas, con rutas sobrecargadas y conductores ansiosos por llegar a destino, lo que aumenta el riesgo de accidentes.

En este contexto es que compartimos las recomendaciones de los expertos del Cesvi Argentina (Centro de Experimentación y Seguridad Vial) y te dejamos las 10 claves más importantes para disfrutar tu viaje y estar en regla con las Leyes de Tránsito. En el punto 9 chequeá los relevamientos a las principales rutas turísticas.

1) Estar bien descansado antes de emprender el viaje. Se recomienda haber dormido al menos durante 8hs.

2) Sillitas para los chicos. Todos los integrantes del vehículo deben llevar puesto su cinturón de seguridad. Los niños deben viajar siempre atrás y con las sillitas correspondientes teniendo en cuenta que hasta los 9 kilos la silla es del tipo cuna y se ubica en sentido de contramarcha. De 9 a 15 kilos debe llevar una sillita de seguridad en el sentido de la marcha. En el caso de superar los 15 kilos, se debe utilizar una silla amoldadora que ajuste las medidas del niño a las de un adulto común, con el fin de que pueda usar los cinturones del propio vehículo. Llevar juegos para entretenerlos y así lograr que no distraigan al conductor.

3) Si hace calor en la ruta y la posición para conducir durante mucho tiempo pueden provocar fatiga. Ante los primeros síntomas de cansancio, busca un lugar fresco y seguro para detenerte y recuperarte. Parar el auto y estirar las piernas cada dos horas.

4) Usa ropa cómoda y fresca para viajar. Y un calzado apropiado, como lo son las zapatillas, ya que las ojotas pueden engancharse en los pedales.

5) Tránsito. No pierdas la paciencia frente a la congestión y no te adelantes donde no debes.

6) Lleva un botiquín de primeros auxilios y cargá un juego de dos balizas triangulares de color rojo.

7) Tener el matafuego al alcance de la mano.

8) En el apuro por salir de viaje y llegar a destino lo más rápido posible podemos olvidar documentación importante cómo: el registro de conducir, DNI, cédula verde, seguro del vehículo al día, última patente paga, la Verificación Técnica Vehicular o revisión técnica y la cédula amarilla en caso de vehículos equipados con GNC. Por eso es necesario que te tomes un tiempo para revisar que tengas todos los papeles en condición antes de salir de viaje.

9) Estado del camino. Los especialistas de Cesvi Argentina recorrieron muchos kilómetros a lo largo y a lo ancho del país, reconociendo los riesgos que presentan las diferentes rutas. En “MAPEOS RUTAS ARGENTINAS” pueden consultar los relevamientos realizados en los últimos años.

mapa de riesgo

mapa de riesgo

También mirá el informe y mapa de riesgo en rutas nacionales AQUÍ

10) Desperfecto. Una vez en el camino, en caso de tener algún desperfecto, parar lo más lejano a la ruta posible (si es factible, en lugares destinados para detenerse) y colocar las balizas a 75 metros del vehículo en cada sentido de la ruta.

Estos son algunos consejos para que los que quieran disfrutar un viaje en esta semana lo hagan de una forma eficaz y segura.

Por Ayelén Noguera
Especial para Cuyomotor

El respeto por las Señales de Tránsito

imagesEn la investigación profunda de los accidentes originados tanto en el tránsito urbano como en las rutas y autopistas, se puede corroborar que en una cantidad considerable, por lo menos uno de los conductores involucrados ha violado alguna normativa del tránsito.

Si nos referimos a las señales viales, son elementos físicos empleados para indicar a los usuarios de la vía, la forma más correcta y segura de transitar por la misma. Les permite tener una información previa de los obstáculos y trayectorias alternativas que la vía ofrece.

Los usuarios deben conocer el significado de cada señal, acatar sus indicaciones y conservarlas, debido a que si estas no existieran o no fueran debidamente interpretadas el tránsito sería un verdadero caos. Por ello, ninguna señal debe tener mensajes que no sean esenciales para la regulación del tránsito. La uniformidad de aplicación es muy importante con respecto al diseño y la aplicación.

Condiciones idénticas se marcan siempre con el mismo tipo de señal, independientemente de donde ocurran esas condiciones.

Los requisitos esenciales de una señal tienen que ver con la legibilidad de aquellos que la usen y que su mensaje sea entendido a tiempo para permitir una reacción adecuada. Esto implica que las señales deberán tener buena visibilidad, tamaño adecuado de letras y símbolos y leyenda corta para permitir una reacción rápida del conductor, aún cuando se acerque a la señal transitando a la máxima velocidad permitida para esa vía.

La tendencia mundial es incorporar la señalización inteligente, la cual por medio de sensores mide diferentes variables tanto del tránsito como de condiciones climáticas, permitiendo -luego de ser procesada- adecuar el mensaje vial en función de los requerimientos de ese momento.

Entendemos que si todas las señales se adecuaran a las características de la calzada, y todos los conductores y peatones las respetaran, el tránsito sería más ágil, ordenado y seguro.

fuente: CESVI ARGENTINA