Diabetes y Conducción: Cómo prevenir el riesgo de padecer una hipoglucemia al conducir

Por seguridad, antes de iniciar la conducción de cualquier vehículo tendría que tener la glucemia capilar por encima de 90-100 mg/dl, pues diversos estudios han demostrado que valores cercanos a la hipoglucemia disminuyen la rapidez de reacción, aunque una persona se encuentre bien. Por lo tanto, es importante comprobar siempre la glucemia capilar justo antes de conducir, especialmente si hace horas que no ha comido y el trayecto es largo.

– Si el control está entre 75 – 90 mg/dl tome un suplemento de alimento o bebida rica en hidratos de carbono como por ejemplo una fruta, zumo o bebida azucarada, etc.

– Si el control está entre 50 – 75 mg/dl, tome lo mismo, más dos tostadas o galletas y no inicie la conducción hasta haber comprobado la glucemia y estar sobre los 100 mg/dl.

– Si el control es inferior a 50 mg/dl o tiene síntomas de hipoglucemia (sudor frío, temblor, mareos, palpitaciones, desorientación, falta de concentración, ….), recupere la hipoglucemia (tomando azúcar, zumos, caramelos..) y no inicie la conducción hasta comprobar que está sobre los 100 mg/dl. Recuerde que la capacidad de acción después de tener una hipoglucemia no se recupera totalmente hasta después de unas horas.

imagen ilustrativa

Fuente: http://usuaris.tinet.cat
Fotografía: http://necesitodetodos.org